La forma y estructura de las antenas parabólicas en Elda no se trata de una casualidad, y es que tiene una justificación para su funcionalidad que ha sido estudiada a lo largo de los años por expertos físicos y matemáticos.

Empezaremos explicando qué son las parábolas. Las parábolas son curvas cónicas que están formadas por dos puntos a la misma distancia de un punto central llamado foco y de una recta denominada directriz. Esta parábola, si se gira en un eje y se transforma en un modelo tridimensional, empezará a denominarse paraboloide.

En concreto, las antenas parabólicas en Elda son paraboloides circulares. Esto hará que las señales paralelas al eje de simetría se puedan ver reflejadas de la misma forma hacia su foco. Explicándolo de forma más clarificadora, si nosotros adjudicamos un receptor en el foco de una antena parabólica, como por ejemplo el tejado de una empresa, nos estaremos asegurando de que todas las señales que pasen paralelas al eje se vean reflejadas en el mismo foco.

Estas señales anteriormente mencionadas son ondas electromagnéticas, como es la luz o las señales de satélite. Es decir, que todas las ondas que lleguen desde el cielo y reboten en una forma paraboloide, volverán a su foco. Explicándose pues, la gran extensión de recepción de ondas que abarcan las antenas parabólicas y el porqué es tan estandarizado su uso, siendo las antenas más utilizadas para la recepción de señales de satélite.

Con lo cual, ya podemos saber que las antenas parabólicas son de esa forma debido a su máxima funcionalidad, y es por ello que en Electricidad Mario Payá nos interesa ir más allá de las cosas. Es importante buscar la causa y el porqué de estos aparatos tan útiles y típicos que vemos todos los días en nuestras ciudades. No dudes y contacta con nosotros.